CASTILLO DE MUÑATONES

La presencia del Castillo de Muñatones en mitad de las instalaciones de Petronor va más allá de lo circunstancial. Se ha convertido en seña de identidad de la compañía, a la que aporta su distintiva figura en el logotipo. Forma parte del paisaje tradicional de la región y desde hace décadas disfruta de la condición de Conjunto Histórico – Artístico Nacional.

El Castillo de Muñatones es el único de cuantos permanecen en pie en Bizkaia que mantiene la tradición arquitectónica de la región, basada en la creación de casas – torre. Desde su construcción en 1339, el edificio ha sufrido diferentes modificaciones y ampliaciones, que lo acompañarían de otras dos importantes construcciones: la ermita de San Martín de Muñatones y el Palacio Salazar.

En 1949 la Diputación Foral de Bizkaia adquirió todo el complejo para restaurarlo, cinco años después de que fuera declarado Conjunto Histórico – Artístico Nacional. El Palacio Salazar fue cedido en 1968 al Ministerio de Información y Turismo para su uso como parador, hasta 1973. En ese año, el conjunto de edificios fue adquirido por Petronor, que convirtió el palacio en sede social de la empresa y convirtió el terreno circundante al complejo en un jardín público.

Por su parte, el Castillo de Muñatones fue objeto desde hace años de una cuidadosa restauración. La Diputación Foral Bizkaia y el INEM instalaron en él una escuela-taller.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR