DEPURADORA DE AGUAS

La Refinería de Petronor sigue un exhaustivo programa para depurar y reciclar el agua que utiliza a lo largo de su proceso productivo. A finales de Noviembre, principios de Diciembre de este año 2010 ha entrado en servicio las nuevas instalaciones del tratamiento primario de la planta Depuradora de Aguas (DAR). Gracias a este sistema, el consumo de agua será más eficiente al reciclarse más agua y los riesgos de contaminación ambiental se reducirán. La actual gestión del agua recoge las mejoras alcanzadas en un estudio de ingeniería conceptual que comenzó en 2004 y que ha permitido completar la reforma de la planta DAR para mejorarla en los siguientes aspectos:
  • Desbaste de sólidos gruesos: unas rejas de limpieza automática desbastan las aguas procedentes de la refinería, una vez han sido canalizadas por una cámara de entrada.
  • Separación por gravedad (API): existen dos API´s que trabajan en paralelo, y a los que un canal deriva el agua de la refinería. Hay tres separadores de tormenta habilitados para posibles precipitaciones masivas, que en condiciones normales estarán vacíos. Para minimizar la presencia de olores, el sistema cuenta con un sistema dotado de una cubierta superior que sirve para limitar la propagación de olores, y un sistema para el eliminar los olores mediante carbón activo.
  • Tanque de acumulación: se trata de un tanque de techo fijo de 10.000 m3 de capacidad para acumular el agua en exceso una vez tratada ya en los APIs.
  • Pozo de bombeo: este sistema recoge las aguas con dos bombas autorregulables, que pueden alcanzar caudales de 620 metros cúbicos por hora al tratamiento de las aguas, y unos 1.400 a balsa de retención final.
  • Separadores de hidrocarburos: Estos elementos están realizados con placas coalescentes, para eliminar así los hidrocarburos y los aceites en suspensión.
Gracias a ello, los beneficios ambientales son múltiples:
  • Se mejora el rendimiento de las aguas al poder reciclar más agua tratada dentro de la refinería.
  • Se asegura la protección del suelo y se evita la contaminación de aguas subterráneas.
  • Se eliminan los olores.
  • Optimiza la capacidad de almacenamiento para absorber precipitaciones fuertes.
  • Se equilibra la capacidad de tratamiento a futuras exigencias ambientales y de calidad de productos.

LAS CIFRAS

 
Río Barbadun junto a la refinería
En cuanto a los costes, la primera fase del proyecto tuvo un presupuesto de 1,8 millones de euros, para sufragar la modificación de la línea de agua de procesos. Y la segunda fase, que se basó en la modificación de la actual línea de agua de aceitosas en su pretratamiento, tuvo un coste de 16,6 millones de euros. Una vez en marcha esta instalación, se está presupuestando una nueva inversión para construir un nuevo tanque de acumulación de aguas de proceso, que permitirá una mejor gestión de este tipo de aguas salinas y una nueva piscina de acumulación de restos de limpiezas de diversos equipos de la refinería, que mejorará la gestión de los residuos del complejo industrial.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR