anguila1

Las angulas del Barbadun

A pesar de ser cada vez más escasas, como en todos los ríos de la cornisa cantábrica, todavía siguen llegando, desde el mes de diciembre, las angulas al río Barbadún, aunque dado su bajo número hoy resulta muy difícil encontrar aquella estampa navideña de los angueros que iluminaban las noches del río.




Las angulas, alevines de anguilas tienen los mismos hábitos que los ejemplares adultos. De carácter nocturno, durante el día permanecen enterradas en el lodo del río hasta que anochece. Entonces abandonan sus refugios para ir en busca de alimento o bien remontan río arriba.

Las angulas van desarrollandose en el río hasta convertirse en anguilas adultas. Unas lo hacen en su tramo bajo, mientras qu eotras lo remontan hasta su cabecera.

Pero la faceta más fascinante de este enigmático pez es la de su reproducción. Hasta 1920, no se descubrió que todas las anguilas europeas y norteafricanas frezaban en el mar de los Sargazos, cerca de Florida, a más de 6.000 km de distancia de las costas europeas. Nadie había encontrado hasta ese momento ni huevos, ni alevines, ni ejemplares sexualmente maduros.

Las anguilas son peces que se desarrollan en las aguas dulces o salobres y se reproducen en el mar. Su desarrollo sexual es tardío y sus órganos reproductores no comienzan a aparecer en ellas hasta poco tiempo antes de abandonar los ríos en las noches oscuras y lluviosas otoñales, cuando sienten la llamada de la reproducción. Pero el desarrollo de su viaje sigue siendo un misterio, así como el lugar exacto donde frezan en el mar de los Sargazos, una región oceánica que ocupa una superficie mayor que España y cuenta con una profundidad de 2.000 metros como media.

Cuando abandonan los ríos y rebasan la plataforma continental las anguilas se hunden en las grandes profundidades abisales.

En los meses comprendidos entre marzo y junio las anguilas frezan en el mar de los Sargazos. La cantidad de huevos que depositan es de unos 10 millones por hembra y su tamaño oscila entre 0,3 y 0,8 mm. Después, todas mueren extenuadas.

Las larvas recién nacidas, llamadas leptocéfalos, miden 4 mm y su aspecto recuerda al de una pluma transparente adornada por un par de puntos negros, son los ojos. Pronto se entrelazan formando grandes bolas que por la acción de la corriente del Golfo y de las Azores, así como por los vientos que soplan del oeste, son transportadas a través del Atlántico hasta las costas europeas.

Contrariamente a lo que se creía, su primer viaje no dura 3 años, sino entre 7 y 9 meses. Esto se sabe gracias al estudio de las estrías de crecimiento de los otolitos, pequeñas concreciones calcáreas situadas en el oído interno de la angula. Durante ese tiempo se nutre de zooplancton y a medida que se acercan a las costas europeas su cuerpo va adelgazando hasta que adquiere la típica forma cilíndrica de la angula. Entonces las bolas se disuelven y las transparentes angulas se preparan para remontar los ríos.
anguila2
Cuando entran en contacto con el agua salobre pierden su transparencia y van cobrando poco a poco la pigmentación de las anguilas. Su dorso se vuelve negro, se desarrollan sus órganos internos y sus aletas, transformándose así las angulas blancas en negras. Entre ellas, algunas ascienden incluso a m s de 2.000 metros sobre el nivel del mar para vivir en pequeños riachuelos de agua dulce, hasta que, al cabo de 7 a 12 años, ya anguilas adultas, sienten la llamada de la reproducción.

Muchas otras, en cambio, pasan su vida en las zonas salobres de las desembocaduras de las rías.

Hasta 6 kilos de peso

Por lo general, casi todas las anguilas que remontan los ríos maduran sexualmente en hembras y alcanzan un tamaño notablemente mayor que las que se quedan en los estuarios, que se desarrollan como machos. Estos no superan los 55 cm, mientras que las hembras pueden llegar a medir hasta metro y medio y pesar 6 kilos. Su gruesa piel es en extremo mucilaginosa, lo que le hace ser muy escurridiza a la hora de cogerla. Sus diminutas escamas ovales no se forman hasta que no alcanzan los 16 cm. Esto sucede a los 2 años aproximadamente.

El colorido de la anguila es gris más o menos oscuro, muy parecido al del congrio, pero con el tono de gris más claro y difuso. Tanto el color del dorso como del vientre cambia según su estado. Cuando la anguila se encuentra en el estado llamado "pasturenca", en el cual se limita a engordar ya crecer, tiene el dorso más o menos verdoso y su vientre es amarillento; pero cuando el estado en que se halla es el de "maresa", el dorso es gris oscuro y el vientre plateado.

En este estado, en el cual la anguila recibe también el nombre de anguila plateada, está preparando su viaje nupcial y modificando su aspecto para cambiar su hábitat dulce al marino.

CURIOSIDADES

anguila

Las anguilas tienen una gran fuerza en su cola, con la que se valen para aferrarse a las piedras o a otros accidentes del terreno. Pero al mismo tiempo la cola es también su punto vulnerable, pues al tener cerca de ella un corazón linfático, ocurre que con algunos golpes dados en la extremidad caudal de la anguila, se puede dominar fácilmente a este pez.